Vermuteria de Galicia

Vermu Rojo St. Petroni

Avisarme cuando esté disponible

Tipo de Vino: Tinto
Zona: D.O. Rías Baixas (Galicia)
Capacidad: 1 Litro
Variedades: 100% Albariño
Elaboración: Sobre Lías, Vermú
Edad del viñedo: 20 Años
Temperatura de servicio: 10 - 12ºC

St. Petroni se elabora siguiendo una meticulosa selección de las mejores cosechas de Albariño.

La producción procede de una zona mimada por el microclima en el que se encuentra: el valle de Padrón (viñedos rosalianos del Pazo Arretén). Vinificado sobre lías para obtener matices diferenciadores tanto en olores y sabores como en textura de la base vínica, que se utiliza posteriormente en el ensamblaje para conseguir mantener la potencia de la uva en el vermú.

Aromatizado con hierbas y botánicos donde destaca sobre todo el ajenjo (planta mágica), las hojas de laurel, hierbaluisa, menta, romero, tomillo, salvia y melisa. Y también pieles de naranja dulce y amarga, pulpas de limón y flores de hibisco, manzanillas...

Proceso

Selección de la uva Albariña, vinificación sobre lías, estabilización vínica. Maceración controlada artesanalmente de 29 plantas seleccionadas en alcoholes puros autóctonos. El ensamblaje se lleva a cabo mediante un proceso único y secreto. 

Finalmente, llega el reposado y su filtrado.

Viajamos al corazón de las Tierras Sacras para rescatar sus esencias (terras de Iria... donde nace el camino).

Simbolizamos el camino de las ocas, animales sagrados capaces de adaptarse a todos los elementos, y el aprovechamiento de los recursos naturales y conocimientos que nos ofrece nuestra historia, nuestra cultura y nuestra tierra.

Así nace St. Petroni, a partir de técnicas de vinificación ancestrales de elaboración del mejor Albariño sobre lías, de la recuperación de la planta mágica, el ajenjo, y de la sabiduría de nuestros antepasados y de sus técnicas de maceración.

Nuestra Cata

A lo largo de la historia, grandes artistas, como Wilde, Dalí, Da Vinci, Boticelli… se inspiraron en un elemento sagrado, el ajenjo, hierba santa imprescindible para la elaboración de un buen vermú.

Esta hierba se utilizaba para provocar inspiración. El modo en el que se hacía era mediante la tan afamada y temida «hada verde».

El ajenjo, unido a otras hierbas, raíces y botánicos, tenían el poder de curar y abrir el apetito, de ahí que sea ideal como aperitivo, el famoso dicho «hora del vermú» antes de las comidas.

También es óptimo para las digestiones pesadas cuando se macera con tomillo, por lo que es ideal para preparaciones de cócteles de sobremesa.